martes, 29 de diciembre de 2009

Recuerdo


Aquellos árboles
hacia el poniente
en fila navegando,
y una voz de mujer,

de tarde desmayada,
una voz que me llama,
están llamando.

Un cerco de cinacinas,
una paloma muerta en el camino
y una risa que ríe,
están llorando.

Oh paisaje viajero,
hacia el poniente huyendo,
me navegas la sangre
que te he dado.

6 comentarios:

Un tal Iván dijo...

desde Durazno y Convención

amelie dijo...

"Un día te veré contento
El día que te abrace el viento..."

Con lo poco que te gusta Jaime, elegiste un rincón inmejorable para semejante foto. Nunca me fijé en la "bajada" que menciona la canción y recién ahora la descubro. Gracias por esa postalita montevideana. Otra más.

Beso grande, salú y feliz 2010

Un tal Iván dijo...

Me gusta Jaime, me gusta mucho, aunque no tanto como Cabrera (para escribirlo me puse de pie).

El Gato dijo...

Oiga grandote... qué foto!
Dele... mándemela, no sea jodido quiere?
Vos sabés que recién acabo de escribir algo inspirado en una canción de Cabrera (perá que yo también me pongo de pie).
Ahora el Jaime... es mucho Jaime.
Vos sabés como pega este hijodeputa una vez que te vas del país?
Se multiplica por miles...
No me canso de escucharlo y de seguir encontrando cosas ya sean letras, arreglos, músicas que me sorprendan.
Escuchar esa frase de Durazno y Convención...
"baldosas que me hicieron daño..."
Cuando te faltan esas baldosas, cuando te das cuenta que ya no las pisás, no las caminás... bueno, ahí es cuando la nostalgia se te sube a la espalda y la melancolía se transforma en agüita de lluvia cayendo cayendo cayendo y vos no podés parar de llorar.
Nada... que me fui al carajo.
Que te deseo lo mejor loco... lo mejor.
Un abrazo enorme y azul.
Chau!

amelie dijo...

Ahora que leo el comentario de Gabriel, me doy cuenta de que quizá por eso me gusta tanto Jaime: porque siempre lo escucho de afuera extrañando "el aire del puerto cuando anuncia temporal"...

Besos para los dos.

Un tal Iván dijo...

...y sin embargo recuerda las cosas por la mitad, se olvida las que pasaba antes irse para allá...

jeje, un grande Roos