martes, 27 de octubre de 2009

ORACIÓN DE LA DESESPERANZA


Noche sin luna
y yo aquí.
Ni velamen ni vientos,
ovillado en la noche
interrogante signo sin frase

Y este dolor
sin raigambre en las cosas
—fantasma sin memoria—
¿vino de un mundo donde no hay ojos,
que velen a la muerte?

Quiero solamente,
en bautismos de alegría y de dolor,
apretarme a la Tierra
bajo el ala quebrada del desvelo.

2 comentarios:

amelie dijo...

¡Cuánta desolación en pocas palabras y en esa bella imagen! Amigo, lo que tenía que decirte en estos días ya te lo dije. Desde aquí sólo puedo acompañar el llanto y animar pensando que algún día -ojalá no lejano- todo cambiará...

Un beso cargado de esperanza desde el otro lado del mundo

El Gato dijo...

De las noches con luna
de los mostradores lustrosos
de los espejos llenos de grasa
de los pisos crujientes de madera
de la mirada cómplice de un borracho
será acaso que esas puedan ser las únicas señales en las que confiar?

Ah viejo Falco... seguís siendo el refugio en mis horas de tristeza.
Y hoy, justamente hoy ando más triste que la tristeza.