viernes, 26 de junio de 2009

El abismo


Estoy debajo de mis sueños.
Ya ni estrellas ni pájaros nocturnos
levantarán mi canto.

Puente de plata y oro es el amor.

Amada, tú eras el único asidero
pero yo he mirado al abismo
donde ondula (libre de nosotros)
el limo de mis sueños y tus sueños.

Desde entonces ah!
qué solo estoy en la tierra.
Y tú, qué sola.
No lo sabes y disuelves tus lágrimas en risas.
Desde entonces,
cuando apoyo mi frente
en el tibio regazo de tu seno,
algo quiero olvidar que no conozco todavía.
Y crece mi ternura para ahuyentar el miedo.

Lejana erra mi alma
y en sus flancos llueve la tristeza.
Deja que te llore y que me llore allá...

3 comentarios:

Un tal Iván dijo...

La calle Pérez Castellano de la Ciudad Vieja de Montevideo, o la López Caballero como la rebautizó una amiga ;)

amelie dijo...

Como siempre, logras emocionarme con tu combinación de fotografía y poema. No conocía éste de nuestro común amigo, gracias por seguir con los descubrimientos.

La fotografía está llena de detalles que me encantan, empezando por la mujer del paraguas (con su BELLISIMA a la espalda), la melancolía de la calle desierta y el frío que transmite. Ambiente absolutamente falquiano...

Pero la verdad, la anécdota de esa amiga tuya, fuera de lugar, ¿no? ¡Qué desubicada rebautizar nada menos que Pérez Castellano, en el corazón de la Ciudad Vieja, al lado del Mercado del Puerto! Pero habrá que disculparla, capaz que es gallega y todo, ¿no?

Un beso grande y gracias por este nuevo regalo falco-franquiano

Mauricio dijo...

La verdad que excelente la fotografia y la combinacion de la letra del gran Falco. es mi poema favorito. me encanto este blog felicitaciones :)